HERCULES

5,00 

HERCULES

10 disponibles

SKU: 23 Categoría:

Descripción

Eratóstenes dice que se trata de Hércules, situado por encima del Dragón, y preparado como si fuera a luchar, con la piel de un león en la mano izquierda y una maza en la derecha. Se disponía a matar al dragón que custodiaba las Hespérides, del que se cree que estaba obligado a no cerrar nunca los ojos por sueño, para dar muestras fehacientes de que le había sido asignada la misión de guardián. De este tema habló también Paníasis en las Heraclea. Así, Júpiter, admirado por su combate, lo incluyó entre las estrellas. En efecto, el Dragón tiene la cabeza erguida y Hércules, apoyándose sobre su rodilla derecha, intenta aplastar con el pie izquierdo la parte derecha de la cabeza del dragón. Con el brazo derecho levantado, como con intención de golpearlo, y con el izquierdo extendido con la piel del león, parecía más que nunca un luchador.

Algunas de sus proezas fueron:

Cuando era niño, mató con sus manos dos serpientes que Juno había enviado. De ahí que se le llame Primigenio. Al león de Nemea, invulnerable, al que la Luna había criado en una cueva con dos salidas, lo mató y tomó su piel para cubrirse. La Hidra de Lema, hija de Tifón, con sus nueve cabezas, la mató junto a la fuente de Lerna. Tenía tal capacidad de envenenamiento que mataba a los hombres con su aliento y, si alguien pasaba junto a ella mientras dormía, aspiraba su rastro y moría de un modo tortuoso. Siguiendo las indicaciones de Minerva, la mató, la destripó e impregnó sus flechas con su veneno. Así pues, cualquier cosa que él atravesaba después con sus flechas, no escapaba a la muerte. Incluso más tarde, él mismo murió en Frigia. Mató al jabalí Erimanto. Condujo un ciervo salvaje de Arcadia, vivo, con sus cuernos de oro, ante el rey Euristeo. A las aves estinfálides, que lanzaban sus plumas como dardos, las mató con sus flechas en la isla de Marte. El estiércol de los bueyes del rey Augias lo limpió en un solo día, gracias en gran parte a la ayuda de Júpiter. Hizo entrar allí un río y así desapareció todo el estiércol. Al toro con el que Pasífae se había acostado, lo condujo vivo desde la isla de Creta a Micenas. A Diomedes, rey de Tracia, y a sus cuatro caballos que se alimentaban de carne humana, los mató con la ayuda de su siervo Abdero. Los nombres de los caballos eran Podargo, Lampón, Janto y Dino. Mató a la Amazona Hipólita, hija de Marte y de la reina Otrera, y le arrebató el cinturón. Entregó, entonces, la cautiva Antíope a Teseo. A Gerión, el hijo de tres cuerpos de Crisaor, lo mató con una sola flecha. A la serpiente monstruosa, hija de Tifón, que solía guardar las manzanas de oro de las Hespérides, la mató junto al monte Atlas y llevó las manzanas al rey Euristeo.  El can Cerbero, hijo de Tifón, lo condujo desde los Infiernos ante el rey.

Información adicional

Peso 5 g
Dimensiones 18 × 13 × 1 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “HERCULES”